sábado, 23 de noviembre de 2013

¿Cómo superar una ruptura y cómo me influyó negativamente el libro el Secreto?

Lo primero que quiero decir es que no me he leído este libro. Lo han leído varias amigas y a través de ellas, me llegó la principal propuesta de este libro. Ellas, como buenas amigas, me recomendaron algunas de las instrucciones que proponen este libro. Obviamente, no es muy prudente opinar acerca de un libro que no has leído pues para opinar bien tienes que conocer distintos puntos de vista. No obstante, no me voy a permitir leer este libro pues, para mí, se basa en la superstición ("piensa esto y lo conseguirás") y yo, como todos, soy una persona supersticiosa.
Fue hace más de un año ya (menos mal que muchas veces el tiempo pasa para bien). En ese momento, me sentía muy enamorada de una persona que no me correspondía como yo quería y mis ideas sobre esta relación llegaron a ser obsesivas. Empecé a terribilizar la situación, no sólo a nivel individual sobre esa persona (“si no es él, no es ninguno”) sino respecto a mi vida en general (“con la edad que tengo, sola y sin familia”). Pensamientos terribles y no realistas que me hacían sentir emociones extremas, cercanas a la tristeza absoluta.

En este contexto, la mejor recomendación que cualquiera pueda hacer es acudir a un psicólogo que te ayude a cambiar las ideas a través del debate y te haga ver el poco sentido y la escasa funcionalidad de éstas.
Sin embargo, como no quería dejar de estar enamorada de esa persona y crees en una superstición muy común (si me preocupo, algo bueno pasará), pues en vez de acudir al psicólogo, me refugié en aquellas personas que me decían aquello que quería escuchar (y a los que tengo que dar las gracias pues bastante difícil es soportar a una persona en estas condiciones).
En este contexto psicológico, entra en juego este libro: El secreto. Varias amigas estaban viviendo un proceso de cambio y superación personal y me comentaron la principal idea que aparece en este libro y es que “si deseas algo con la suficiente intensidad, el universo a través de la ley de la atracción te lo traerá”. Y claro, esa idea supersticiosa encontró un buen hueco en mi cerebro para acomodarse.
Una y otra vez deseé, escribí en un papel lo que deseaba (papel que ha viajado conmigo por distintos países) y al final lo único que pasó fue que me OBSESIONÉ. Además, conforme pasaba el tiempo la obsesión cambiaba: primero era una obsesión particular (deseo a esta persona) después una obsesión general, ya que como la persona no se acercaba, me dijeron que lo estaba haciendo mal, que no hay que desear a una persona en concreto sino la situación vital que quieres conquistar (deseo tener a una persona que me quiera a mi lado).
En la pérdida de cordura que viví en este tiempo (ahora me leo y no me reconozco), conforme me recuperaba, sabía que había algo mal, que no era bueno desear con tanta magnitud (aunque sea un deseo legítimo) y sobretodo posponer mi felicidad a cuando lo consiga.
Incluso, cuando comuniqué a las personas cercanas que a lo mejor ese método era erróneo, encontré rechazo. (Casi) nadie quería escucharme cuando decía un pensamiento mucho más adaptativo: “a lo mejor nunca tengo una familia y a pesar de eso tengo que ser feliz y aceptar”. Y esta última reflexión que algunos no quieren escuchar es totalmente cierta. No todo el mundo tendrá una familia “por mucho que se lo merezca” y no por eso serán más desdichados que aquellos que la tengan.
Fuera el esquema mental de que las cosas externas, las cosas que deseas son las únicas que te pueden hacer feliz. Tú ya tienes todo en ti para ser feliz.

¡Qué malos son los 30!

14 comentarios:

  1. Muy buen blog, si quieres superar una ruptura te recomiendo la siguiente pagina: http://tinyurl.com/n7h75x9

    ResponderEliminar
  2. Bueno, te noto mucho mas positiva y eso me alegra. No es fácil aceptar que a veces las cosas no son como desearíamos. Los sentimientos amorosos personales son una de las cosas mas difíciles de comprender por alguien ajeno a ellos. Una pareja se compone de dos, y todas las opiniones y libros escritos sobran.
    Nuestras espectativas pueden verse intoxicadas por los demás. En mi modesta opinión lo mejor es ir directo al grano, y hablar con la otra persona para tener la seguridad de lo que siente y lo que no.
    Algo que te hace infelíz, dejálo a un lado. La vida es demasiado corta como para perder el tiempo con sueños imposibles. Sin mas.
    Tienes mucho tiempo por delante, no busques, lo que tenga que ser será. Quireté y te querrán.
    Un besazo María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clara, como siempre. Un beso muy grande.

      Eliminar
  3. Hola María soy Antonio.Me ha gustado.Creo que tu amiga Clara tiene mucha razón cuando recuerda la brevedad de la vida.Jorge Manrique nos recuerda en Las Coplas a la muerte de su Padre "No se engañe nadie no,pensando que ha de durar lo que espera, más que duró lo que vio,pues que todo ha de acabar de tal manera."Así
    que, querida María, a los 30 a los 40 a los 50 Siempre siempre "Carpe diem".Vive el momento.Sé feliz.
    Un abrazo
    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy apropiada la frase que has escogido. Gracias. Beso

      Eliminar
  4. Si te quedaras inmóvil, te crecería MUSGO en la piel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá! Nos ayudaría a amortiguar determinados dolores

      Eliminar
  5. Qué bonita reflexión.. Por lo menos se te ve positiva y que has aprendido! :)

    A mí tengo que decir que el Secreto sí que me ayudó en un momento de mi vida, un libro tonto pero que a veces viene bien leer que te regalan los oídos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Laura que en tu caso fuera positivo.

      Me encanta tu blog!!!

      Eliminar
  6. Lamentablemente la vida es así llena de cosas buenas y con también muchas cosas no tan buenas. Maravillosa de una manera quizás hasta retorcida. Siempre me ha parecido que tendemos magnificar todo lo malo que los ocurre todo lo que no es como queremos y a minimizar las cosas buenas. Como si algo bueno fuera menos importante que algo malo.

    Quería decirte cual es mi ley de la atracción. No creo que desear algo lo atraiga hacía a ti, creo que desear algo te hace ir a tí hacia ello. Justo al reves. (Si, es obvio.)

    Otra de las cosas importantes de mi ley de la atracción, es entender que si algo no puede ser, no puede ser. Por mas duro que sea, cuando algo es malo para nosotros hay que saber decir basta. Eso es lo complicado. Es donde mas veces fallamos y es sobre lo que habría que escribir libros.

    Querer es fácil, dejar de querer no tanto, decidir que debes dejar de querer es lo mas complicado.

    Humildemente te dejo estas lineas.

    Au revoir.

    PD: El comentario borrado. Por alguna razón me ha borrado los saltos de linea y no se entendía. Ponía lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Negrenit! Estoy muy de acuerdo en algunas afirmaciones que haces como el tema de la dificultad de decidir dejar de querer. Porque al final, es una decisión y por eso es taaan difícil.

      Pero sigo sin creer en la ley de la atracción. A lo que tú le llamas ley de la atracción en tu comentario, yo le llamo trabajar por conseguir tus sueños. Y respecto a lo de cuando algo es malo, muchas veces hay cosas muy malas para nosotros y nos pasan. Y no creo que nadie las traiga (un accidente de tráfico por ejemplo). Pero sí "cuando algo no puede ser" mejor aceptarlo. No creo en ese pensamiento de que la ley de la atracción sabe lo que es bueno para nosotros y si no nos lo da, es porque es lo mejor. Si no pasa, es porque la vida no es siempre agradable.

      Un abrazo y muchísimas gracias por el comentario.

      Eliminar
  7. Por amor, todos hemos sufrido alguna vez y cuando alguien nos deja no hay nada ni nadie que nos pueda levantar el ánimo, aunque siempre necesitamos un poco de ayuda. Unas frases para superar a un amor que seguro te elevaran tu ánimo al máximo.

    ResponderEliminar
  8. Es normal que te sientas solo, desorientado y más perdido que una vaca en la M30. También es normal que asalte en tu cabeza el miedo a quedarte solo para siempre, a que nadie te vuelva a querer o a que tu ex – pareja rehaga su vida.

    ResponderEliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!