sábado, 3 de diciembre de 2016

¿Qué (no) hacer para superar una ruptura?

  Muchas de las personas que llegan a este blog son personas que están en un momento que lo están pasando muy mal, desesperadas, que se han llevado un desengaño muy grande y que no saben qué hacer respecto a una (no) relación amorosa que les quita el sueño y las ganas de comer. Esperan que este blog les dé la solución a sus problemas, que les consuele su desesperación y que les informen sobre el próximo paso a acometer. Y, sinceramente, aquí no van a encontrar la respuesta, ni aquí ni en ningún otro sitio, porque ahora están en un momento que les toca sufrir. 

  Yo he pasado por ahí, también he ido a Google para intentar encontrar una respuesta a mi dolor y he leído muchos blogs que no me han servido y he hecho muchos cursos que nada han cambiado. 

Entonces ¿cómo hago para sentirme bien?

  Para sentirte bien solo hay una solución: ¿la sabéis verdad? Sí. Se llama tiempo. ¡Qué coraje cuando nos dicen que el único aliado es el tiempo! Sin embargo, sí que hay una serie de mecanismos que pueden hacer que ese tiempo en el que todo esté superado llegue algo más rápido. Y voy a empezar con lo que NO debes de hacer. 

Lo que (no) debes de hacer para superar una ruptura

  Para mí, refugiarse en los amigos nunca ha sido una solución. ¡¿¿¿¿¿Cómo????! Si en todos los blogs que he leído dicen que hay que apoyarse en tu red social y empezar a salir con los amigos y volver a contar con ellos. 

  Pues para mí, esta nunca jamás ha sido una solución. Al contrario, intentar tirar de los amigos ha supuesto un agravio del problema y ha hecho que tardara más en resolverlo. 

  Es cierto que cuando sufres el primer impacto, el choque (mi marido se ha ido con mi mejor amiga, mi novio se ha enrollado con su compañera de trabajo, mi mujer, enfermera, se ha liado con el médico) es cierto que necesitas alguien que te abrace y te haga sentir (un poco) bien y esos abrazos son geniales cuando vienen de parte de los amigos pero llega un momento que esto tiene que terminar y debes de pasar a la siguiente fase: la de estar solo cara a cara con el dolor. 

  Tarde o temprano te vas a tener que enfrentar a algo que no te gusta: el dolor del abandono. Entonces, los amigos ya no te van a servir, sobre todo, porque si no lo afrontas al principio, nadie comprenderá que a los tres meses sigas sufriendo por ello (y menos a los 6 meses o al año como a mí me ha pasado). Las personas de tu alrededor te dirán que tienes que pasar página. Tampoco te sirven mucho de los consejos que te dan porque repetimos obviedades que tú no sabes cómo realizar: 

- Pasa página.- ¿Cómo?
- Sal.- ¿Con quién si todos estáis emparejados?
- Haz las cosas que te gustan. - ¿Qué cosas si ahora no disfruto con nada?
- Deja pasar el tiempo. - ¿Y no puede ir más deprisa?
- Conoce a otra/s persona/s - Si no tengo bastante con una que ya me ha hecho daño, ¿le añadimos más personas al dolor? 

  A mí me han dado todos esos consejos (y muchos más) y no he sabido cómo aplicarlos. Yo me he sentido muy culpable por decepcionar a mis amigos, por no saber superar más rápidamente esta ruptura. A mí me ha costado mucho darme cuenta que necesitaba alejarme de mis amigos (no sé si por un tiempo corto o largo) para darme cuenta que no me gustaba lo que tenía en mi vida y que no coincidía con muchas personas con las que me juntaba mucho. Ha sido el proceso más duro que he pasado nunca pero también el que más me ha llevado a acercarme a lo que verdaderamente soy: una persona única y solitaria en el mundo y a lo que verdaderamente quiero: priorizarme en la toma de decisiones y atreverme a hacer lo que me gusta. ¿Y tú? ¿Qué opinas?




5 comentarios:

  1. Muy buena entrada, sincera y es la realidad por la que muchos hemos pasado alguna vez. Siempre estoy pendiente y esperando una nueva entrada de tu blog. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Puedo suponer quién eres? Pues este año no has encontrado muchas nuevas entradas aunque, sin embargo, he tenido mucho que decir pero no he tenido ganas de decirlo. Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  2. Si ya lo sé, no han sido muchas este año. He supuesto que estabas muy liada por eso no lo has hecho.

    ResponderEliminar
  3. Hola
    He llegado a tu blog como bien dices, con la idea de encontrar una solución a lo que estoy pasando. Sé que no la hay, pero al menos estas entradas te ayudan a motivarte. Ojalá todo fuese tan sencillo como darle al botón de reiniciar y poder rebobinar tu vida. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando he leído la última frase me he acordado de la película "olvídate de mí". Ojalá puedas verla. Un abrazo

      Eliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!