domingo, 18 de diciembre de 2016

Las premisas equivocadas para encontrar pareja

  Llega un momento en la vida de (casi) todo ser humano en el que hay un deseo fuerte y profundo de cambiar la situación sentimental que se tiene: soltero/a y/o con relaciones esporádicas a emparejado/a y con relación formal. Hay veces que ese deseo es un simple deseo y luego te das cuenta que prefieres seguir estando solo y que el compromiso parece "too much" para ti pero otras te das cuenta que no, que realmente quieres cambiar esa situación de soltería.

  Ahora bien ¿podemos hacer algo para cambiarla? Realmente, si llevamos muchos años como solteros, nos hemos acostumbrado a una manera de funcionamiento que no es fácil de cambiar por lo que deberemos hacer un esfuerzo mayor para conseguirlo.

  ¿Qué estrategias podemos conseguir para ello?

  Esto nos lo podemos tomar como si tuviéramos una empresa y quisiéramos encontrar al mejor trabajador para que formara parte de ella. ¿Tendríamos claras cuáles son las características que debe de tener este trabajador? Sabemos que la mayor parte del éxito dependerá de la entrevista de trabajo, de que en esa entrevista de trabajo sepamos ver las mejores características de ese trabajador, las que más pegan con nuestra empresa, las que más van con nosotros mismos sin dejarnos llevar por idealizaciones acerca de la persona.

  Entonces ¿por qué no funcionamos así de bien cuando se trata de encontrar pareja? Una historia:

  Tengo un amigo que tiene alrededor de los 42 años. Dice que la mejor edad de una mujer es los 32-33 años. Las últimas relaciones que ha tenido, con las que ha querido tener relaciones más serias ha sido con mujeres que iban de los 24 a los 27 años. Sin embargo, con todas ha acabado muy mal e incluso alguna de ellas ni siquiera han empezado. Sin embargo, hay una chica de alrededor de 37 años que claramente está dispuesta a ser su pareja y él continuamente la evita y afirma que ve claro que esa relación saldría mal.

  Es cierto que vemos muchas relaciones de hombres mayores con mujeres más jóvenes pero sobre todo en los medios. En la vida real, la diferencia generacional no funciona del todo. Él lo sabe porque critica a estas mujeres jóvenes, crítica su falta de experiencia y, sin embargo, reafirma la inteligencia de esta mujer más mayor. Sin embargo, aún no quiere hacer un cambio y aceptar que quizás la mejor elección sería alguien que se acercara psicológicamente a su objetivo (tener una pareja) y que quizás sea más probable encontrarla en una chica más mayor que más joven.

  Por eso, el primer paso para encontrar una pareja es notar que con la persona con la que estás quedando es que quiere tener una pareja.

  El segundo paso, es que esa persona comparte contigo gustos, aficiones pero sobre todo valores. Que vuestra visión del mundo y vuestra visión sobre la pareja es parecida.

  Y, el tercero, sería que ambos apostáis por el otro. Que queréis luchar conjuntamente para conseguir esa empresa común que sería la pareja.

  ¿A qué lo tenemos claro cuando vamos a contratar a alguien para nuestra empresa, verdad?¿Por qué no lo tenemos tan claro cuando vamos a buscar pareja y nos dejamos llevar por superficialidad como edad, belleza, pasión o gustos musicales?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu experiencia!!!