domingo, 28 de agosto de 2016

Frases hechas para ligar: "me encanta escuchar"

Hace poco me encontré casualmente por la calle con una persona que había conocido el fin de semana anterior en un festival. Él hizo muchas fiestas sorprendido por ese encuentro casual. Hizo referencia a que si el destino había querido eso sería por algo, cuando a mí realmente me daba igual habérmelo encontrado y yo sólo pensaba cómo pasar de él y enfrentarme a esa situación que muchas veces me cuesta tanto: la de decirle que no a alguien.

Como yo estaba hablando por teléfono y él no se iba, me vi comprometida a tomarme algo. ¿He dicho ya que me cuesta un poco decir que no a lo que no me apetece, verdad? Nos tomamos algo y empezó a hacer el típico cortejo: qué lista, qué guapa, qué maravillosa y la que más me gusta y menos se utiliza -ironía- qué interesante eres.

Entonces, soltó esa frase que tendrían que escuchar todas esas mujeres que ya llevan tiempo emparejadas y se quejan de que sus parejas no les escuchan y todos esos estudios de Sociología que dicen que los hombres escuchan poco porque son básicamente unos solucionadores de problemas.

Intentando pasar mi mal trago porque sabía que no iba a haber otra caña después de esa yo hablaba más de lo normal. En un momento le afirmé:

- ¿Qué poco hablas? Cuéntame algo sobre ti.

Y él, con una sonrisa de "ya te tengo. Voy a usar mis súper poderes de macho que sabe lo que decir en cada momento" me respondió:

-Es que a mí me gusta más escuchar que hablar.

OMG! ¡Qué frase más preparada! Perdonarme por ser tan prejuiciosa pero este chico se veía un chico que se encantaba a sí mismo (los típicos que no me gustan a mí que quizás son los que deberían empezarme a gustar) pero es que me pareció tal frase un intento de gustarme que no me convenció. Me sonó muy aburrido -quizás si el chico me hubiera gustado, me hubiera parecido el hombre ideal para mi vida-.

Lo que cada día tengo más claro es que la fase de cortejo aburre y las frases hechas más. Especialmente la de "qué interesante eres" y la de "me encanta escuchar". Siempre se repiten las mismas frases, las mismas conversaciones, las mismas sonrisas absurdas. Lo digo para todos aquellos que estáis emparejados y creáis que vuestros amigos solteros viven en un fabuloso mundo de sexo y diversión y sobre todo de mucha novedad. Al final, todo se hace repetición.