martes, 11 de marzo de 2014

La maldición de los 7 años

  ¿Estamos programados a sufrir? Hace un tiempo escribía un post sobre una amiga que cada poco tiempo se ponía triste a pesar de que sus circunstancias externas eran bastante buenas. Eso me hizo reflexionar acerca de los estados de ánimo y concluir que:
  1.           Los estados de ánimo no dependen de las circunstancias externas. Si dependiesen de ellas, mi amiga debía de estar bastante feliz pues sus circunstancias eran objetivamente mejor que buenas. Estaba cumpliendo uno de sus mayores sueños.
  2.       Los seres humanos somos supersticiosos a la hora de preocuparnos. Creemos que preocupándonos las cosas nos irán mejor o no nos pasarán aquello malo que tenemos.

  Y hablando sobre la superstición me acuerdo que cuando era pequeña fueron muchas las mujeres mayores que me explicaron la “maldición de los 7 años”. Recuerdo que cogí bastante miedo a esta maldición y que alguna vez contaba cuántos años me quedaban para salir o entrar en los siete años.

 ¿En qué consiste la maldición de los 7 años? Según las personas mayores creyentes de esta superstición consisten en que los seres humanos tenemos 7 años de buena o de mala suerte y vamos pasando de una época a otra. Entonces, dependiendo de cuál de los dos periodos estemos , tendremos good or bad luck.

  Tengo que reconocer que cuando era pequeña me daba miedo esta superstición y siempre que me pasaba algo negativo (cuando estamos bien no solemos pensar en estas cosas) pensaba: "¿esto será el principio de mis 7 años de mala suerte?", "¿cuánto me quedan de estos 7 años?". Ahora me doy cuenta que esto es tan ridículo como cuando vas por la calle y te dicen que no pases por debajo de una escalera porque tendrás un día de mala suerte. Aunque sinceramente lo de la escalera tiene mucho más sentido pues es objetivamente más posible que si pasas debajo de una escalera se te puede caer encima y eso sí que te puede causar un buen dolor de cabeza.

  Si te concentras en este tipo de pensamientos es muy probable que atraigas la mala suerte. Pero no por una razón mágica si no simplemente por dos razones psicológicas principalmente:
  1.        Ponemos en marcha el mecanismo de la atención selectiva y nos fijaremos más en aquellos hechos que confirmen nuestra hipótesis. Esta teoría acerca de los 7 años funcionarían como un esquema mental y valoraríamos las circunstancias externas a través de este esquema. "Me pasa esto malo porque estoy dentro de mis siete años de mala suerte".
  2.         Además, estos esquemas mentales se suelen mantener porque utilizamos lo que en Psicología Social se denomina el sesgo confirmatorio que es la tendencia a favorecer la información que confirma las propias creencias o hipótesis. Es decir, cada vez que nos pase algo malo nos decimos a nosotros mismos que es normal pues estamos en ese período. Incluso, hay gente que vive dentro de estos esquemas y piensa que son personas condenadas eternamente a que algo les salgan las cosas siempre mal o que un área de su vida les vaya mal. 
    En realidad, la vida está compuesta de altos y bajos. Son normales
los días nublados igual que lo son los días con sol. Ni si quiera en
verano todos los días son soleados o en invierno todos tienen nubes negras por lo que predecir 7 años continuos de buena o mala suerte o toda una vida entera en uno de los dos escenarios, no parece algo naturalmente posible. Al menos, la naturaleza nos dice lo contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu experiencia!!!