martes, 4 de febrero de 2014

¿Por qué se deja de creer en el amor?

   El otro día a mi amigo Samuel le pasó algo que intuía que tarde o temprano le pasaría. Se llevó una desilusión muy grande por amor. Tan grande que durante unos días estuvo a punto de aceptar que lo mejor era tirarlo todo por la borda, que lo mejor era asumir que este mundo que nos ha tocado vivir es una basura que no se puede confiar en la gente y que se vive mejor siendo malo que bueno.

   Por supuesto, esto sólo ha sido un estado de "locura" transitoria y Samuel vuelve a ser el mismo de siempre: luchador, enérgico, deseoso de cambiar el mundo y de hacer de este mundo un lugar mejor. No puedo dejar de estar contenta porque creo que en algún sentido he facilitado que este cambio se produjera más rápido de lo esperado. Definitivamente, entendía muy bien cómo se sentía Samuel. Y también sabía qué pautas sirven para dejar de sentirse peor. 

Pero ¿qué le ha pasado a Samuel??? ¿Por qué esta decepción tan grande??

   Sí, ya lo habréis imagino: alguien con el que había empezado una relación, le decepcionó. Al principio de la relación, mi amigo Samuel estaba más retraído ("no sé si me gusta", "no es mi estilo de chico", "no es lo que esperaba") y cuando finalmente confió en él y se abrió completamente a quererle, la otra parte dio un paso atrás y ahora decía que ya no estaba seguro si él era lo que esperaba. Empezó a afirmar que dudaba que verdaderamente Samuel le quisiera a él porque había tardado mucho en empezar a quererle y lo peor de todo es que cuando Samuel le dijo: "oye que de verdad te quiero", lo que se encontró fue una huida por parte del otro, un no querer hablar, un silencio doloroso y tantos kilómetros percibidos por parte de Samuel entre ellos como la contraseña más popular en nuestros días, 123456 kilómetros de distancia.

¿Qué es lo que pasó?

   Es muy frecuente ver en el inicio de la relaciones que los integrantes de la relación están desnivelados. Al principio, uno de los dos está muy entusiasmado ("qué alegría de haberte conocido", "eres lo mejor que me ha pasado desde hace mucho") y el otro -que normalmente suele coincidir con una trayectoria de muchos últimos y seguidos desengaños amorosos- suele estar más regazado, más incrédulo, más frío. Sin embargo, interiormente sí que van calando estos mensajes de "super amor" que le manda la otra parte. Y en muy poco tiempo esta parte piensa: "¿¿será él/ella??" "¿¿será esa persona que llevaba tanto tiempo esperando??" "¿será la persona que al fin me haga feliz?" y entonces deposita una serie de expectativas en la otra parte que raramente se cumplen, entre otras cosas porque nadie tiene que, ni puede, hacerte feliz. 

¿Qué es lo ha pasado internamente en la persona que al final acabará decepcionada?

   Pues que realmente esa persona practica algo muy común en los seres humanos: el autoengaño. Cuando tenemos una serie de decepciones amorosas seguidas, si no nos trabajamos bien, en el fondo seguimos mirando las relaciones desde la óptica de "he sufrido todo esto pero pronto encontraré al hombre/mujer de mi vida". Nunca desde la óptica de "no necesito a nadie para ser feliz porque sólo estoy bien, porque ya soy feliz con todo lo que tengo". Además, al tener expectativas tan altas sobre lo que la otra persona nos puede aportar, nos hacemos hipervigilantes en encontrar defectos y buscamos la mínima para que cualquier actitud de la otra persona que no nos cuadre, la convertimos en una muestra de "es como los otros".

¿Qué es lo que pasa en el que decepciona?

   Hay gente que parece una kamikace en las relaciones personales. Suelen coincidir con personas que suelen tener la capacidad de ponerse un gran escudo protector ante los desengaños amorosos. Por eso, estas personas no suelen medir el tono de las frases que utilizan para dirigirse al otro, no suelen tener en cuenta que lo que ellos prometen, queda marcado en el hipocampo de la otra parte y es directamente proporcional al sufrimiento que sentirá en el caso en que no pueda dar todo el amor que promete.

¿Por qué se deja de creer en el amor?

   Realmente, en este caso, se deja de creer por la gran desilusión que te llevas.

   Por un lado, la persona que promete no ha cumplido las expectativas que tú le habías marcado en tu inconsciente y que él/ella también había reforzado con todos sus comentarios. Ten en cuenta que en este punto tú tienes mucha responsabilidad y tienes las estrategias para reducir las expectativas que has puesto en la otra parte. Recuerda que tú ya lo tienes todo en ti para ser feliz y esa persona no es "la persona de tu vida". La persona de tu vida la encontrarás si te pones frente a un espejo.

   Por otro lado, y esto quizás es lo que más duele, la segunda desilusión que te llevas es cuando intentas pedirle explicaciones a la otra parte. De repente, esa persona que siempre estaba disponible, que te mandaba mensajes sorpresa a las 3 de la mañana para decirte que acababa de tener un sueño muy especial contigo, que daba gracias al mundo por haberte conocido, de repente, ya no contesta a nada (ni te contesta a los mensajes, ni quiere quedar contigo para aclarar las cosas, nada de nada). No te quiere dar explicaciones. 

Pero ¿por qué?

   Esa es una de las preguntas que más te harás: por qué hace eso, cómo puede ser una persona tan cruel, como me ha podido mentir de esta manera... Son muchos los pensamientos que vas a rumiar una y otra vez. Cómo te ha podido dejar "tirada" la persona más importante en tu vida (aunque sólo haya sido el más importante en las últimas semanas). Pero es que ese es el problema: ahí, en ese (alto) nivel, el de la persona más importante de tu vida, le has situado tú.

   Y la respuesta a estas preguntas ya se han dicho más arriba:

   Se han unido muchos factores.


- Por tu parte, la idealización que haces del amor. Como dice Rafael Santandreu, "probablemente seas una persona hiperromántica" que le da un valor demasiado alto al amor y por eso si el amor fracasa, no sólo lo consideras un fracaso sentimental, si no familiar, laboral, social, vital...

- Por su parte, otro factor es esa forma de
ser kamikaces que hablábamos antes. Hay personas que viven la vida muy intensamente pero que luego también son capaces de pasar a otra etapa de su vida de manera rápida, sin afrontar el dolor que le han podido causar porque para ellos es muy doloroso admitir que han hecho daño a alguien o admitir que lo han hecho mal, que se confundieron exagerando sus sentimientos. 

- Además, no te olvides que
cuánto más  pidas (más exijas) a una persona que te dé explicaciones, menos explicaciones te dará. Cuanto más nos exigen, aunque al principio pensemos que tiene razón, si no nos dejan elegir, la respuesta será no. Podrá situar una pantalla entre vosotros dos (además del caparazón que ya tiene) y todo lo que le pidas irá dirigido a esa pantalla, imposible de traspasar, sino que volverá como un boomerang hacia a ti en forma de mayor decepción, mayor dolor, mayor pérdida de la autoestima, porque no entiendes el por qué de esa negativa a dialogar y comprender por qué ha pasado esto.



¿Qué hacer?

   Es el trabajo que hemos hablado en otros post anteriores. 

- Dejarle ir. Convencerte que no lo necesitas para nada. Convencerte que tú ya estás bien que lo tienes todo para ser feliz. Que mucha gente pasará por tu vida, te amarán intensamente y con la misma intensidad dejarán de estar en tus vidas. Porque la vida es esto. No es más. Y como decía un gran especialista en la mente humana, Viktor Frankl, "en realidad, no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros"  a lo que añado que en realidad no importa lo tú esperes de la vida. Lo que importa es lo que la vida espera de ti. La vida te está exigiendo una actitud valiente y madura. 
Anteponer la elección de otro ante tus intereses personales, ante tu "yo".

 ¿Eres capaz de aceptarlo?

13 comentarios:

  1. Hola María soy Antonio.Te leo muy a gusto y hago un ejercicio de comprensión porque tu esfuerzo por comunicarte lo merece y por tanto tú lo mereces.En mi opinión amores desamores,tribulaciones,pesadumbres reconocimientos tardíos de nuestros errores,...etc etc solo son consecuencias lógicas de seres imperfectos y que si eres creyente resulta que un Dios injusto nos condenó a sufrir mientras deambulemos por este valle de lágrimas,por un pecado que no hemos cometido.No me estoy acercando al existencialismo.....pero casi casi.Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio! Espero que ese ejercicio de comprensión que haces no sea porque comunico fatal jajaja Totalmente que somos seres IMPERFECTOS, imperfectísimos diría yo si me permites la expresión, muy falibles. ¿Somos capaces de perdonar a los otros y, como no, perdonarnos a nosotros mismos? Eso es lo difícil.

      Gracias Antonio por tu comentario. Tus comentarios forman parte de este blog. Abrazo!

      Eliminar
  2. Hola Maria, me siento muy identificado con lo que explicas en este post. La persona a la que quería me acaba de dejar después de casi 3 años y veo claramente muchas de las cosas que aquí explicas. Persona hiperromántica (yo) vs persona que ha pasado por relaciones difíciles y es más escéptica (ella). Muy curioso que después de todo este tiempo donde conectamos muy bien, quiero dar un pasito más y su respuesta es la huida por bandera, y sobre todo, como hacía tiempo que me había olvidado y me lo había ocultado.
    En fin, estoy bastante mejor y después de unas semanas ya no me pesa el alma. Ahora mismo estoy tranquilo, y creo que voy a dedicar el tiempo que tengo a descubrirme a mí mismo. El nuevo amor llegará a su debido tiempo.
    Un saludo y felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola Anónimo!

    La historia que explico es real,y muy frecuente. Por eso, la traje al blog porque esta situación desespera muchas veces. Lo de la "huida" por parte del otro, casi siempre, duele mucho por lo que hay que sacar paciencia hasta debajo de las piedras para no hacer cosas de las que luego te arrepientas.

    Sobre lo que hiciera tiempo que te había olvidado a mí me pasó en una relación que tuve y eso me sirvió para comprender todo lo demás.

    Me alegra mucho que no te pese el alma. Sé de lo qué hablas y de cuánto puede llegar a pesar. Más que a descubrirte a ti mismo, que estoy segura que ya sabes muchas cosas de ti, yo lo dedicaría a hacer lo que más te encanta, y si puede ser hacer cosas que nunca te hayas atrevido hacer hasta ahora mejor que mejor.

    Y si no llega el nuevo amor, no pasa nada. Se es muy feliz sólo. Te lo digo por experiencia.

    Un abrazo y muchísimas gracias por el comentario y las felicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo!

    gracias por tu comentario Psicomata. Una cosilla,, con tu permiso, ¿puedo escribirte al mail y contarte un poco más profundamente mi historia? Me gustaría conocer tu punto de vista y ya verás que ha sido una relación con muchas aristas, quizás te dé alguna idea para escribir una entrada jeje.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo! Si te apetece contarme tu historia, mi email está arriba a la derecha. Me alegro que el post te haya inspirado!

      Eliminar
    2. Hola Psicomata,

      Ya te he escrito mi historia a tu correo.
      Un saludo,
      Carlos

      Eliminar
  5. Hola que tal? La verdad me cuesta mucho enamorarme, me es muy sencillo enamorar, pero pocas han causado efecto en mi vida, la verdad que tengo un sentido moral muy alto y decido no engañar a nadie, puedo ser muy seductor si quiero, o demasiado frío como soy en gral. Me arrepiento mucho de por problemas personales no haber podido vivir esos amoríos, y no encuentro nada que me devuelva esas ganas y la misma intensidad. Puede variar la persona pero no la intensidad con la que deseo, ya ahora en ese aspecto es tarde, como que necesito viajar y despejar mi mente, si me dan algún consejo sere agredecido. Lo peor es que trabajo en un lugar que hay muchas mujeres pero noinguna despierta nada en mi

    ResponderEliminar
  6. Un post maravilloso, en el mejor momento posible. Es cierto que no me has dicho nada qu no sepa, sino cosas que una olvida bajo la subjetividad de ser la víctima de procesos que no nos cuesta discriminar cuando los vemos en otros, cuando no es una la que llora. Muchas gracias por devolverme esas pequeñas claves, que ya no recordaba, que no podía ver, y simplificar algo que empezaba a desquiciarme ante su incomprensión. Y tienes razón: yo le puse ahí, y de ahí yo le saco. Mil gracias ! un saludo! Y adelante con tu blog! :)

    ResponderEliminar
  7. excelente. es lo q me esta pasando ahora. Estoy muy mal pero necesitaba una respuesta asi.Mi ex novio me habia prometido amor a cualquier precio y costo . yo era lo primero para el. y yo que venia de sufrir muchas decepciones amorosas le hice caso y me deje llevar luchando por el como me lo pedia, y dando todo de mi. El fue excelente y dio todo por mi. De pronto por muchas peleas que empezamos a tener el se confundio y ya no sabia si me amaba. empezo a ser muy distante e indiferente, yo me enloqueci ante la idea de que el mismo que me prometio tanto hoy sea todo lo contrario a lo que me mostraba. Luego me dejo, dejandome de amar de un dia al otro. Se q pasamos muchos momentos dificiles y peleas.. pero no puedo creer como el ya no cree en el amor y es asi de cruel conmigo, ya ni me responde. Estoy muy mal.. el dice que me amo mucho pero ahora solo creo que estuvo exagerando solamente. Me hizo volver a creer en el amor y ahora es el quien ya no cree. Estoy muy mal.. pero esto me ayudo bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónima!

      Lo que más me ha llamado la atención de tu mensaje es que dices que ya son muchas las decepciones amorosas.

      Probablemente hay algo que tú desprendas que hace que eso ocurra y es que ellos te ven dependiente emocional, que no vives nada más que a través de sus ojos y eso causa agobio y hace que se alejen de ti.

      Si fueras capaz de dejar de escribir a tu ex, todo cambiaría. Ganarías autoestima y eso te serviría para la próxima relación.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Hola anónima!

      Lo que más me ha llamado la atención de tu mensaje es que dices que ya son muchas las decepciones amorosas.

      Probablemente hay algo que tú desprendas que hace que eso ocurra y es que ellos te ven dependiente emocional, que no vives nada más que a través de sus ojos y eso causa agobio y hace que se alejen de ti.

      Si fueras capaz de dejar de escribir a tu ex, todo cambiaría. Ganarías autoestima y eso te serviría para la próxima relación.

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Si! es verdad. Soy muy "pesada" en las relaciones, muy desconfiada y/o celosa y asfixio mucho. Tal vez este chico si me amaba pero lo canse tanto siendo como soy y encima con muchas peleas que lo termine asfixiando y se canso de mi por eso y por eso es que dejo de amarme y prefirio irse como si nada. Alguna respuesta me tengo que llevar para entender su comportamiento... aunque yo sea la culpable

      Eliminar

Gracias por compartir tu experiencia!!!