miércoles, 22 de mayo de 2013

"No me contesta al whatsapp"

   Se suele decir que "nunca estuvimos tan bien conectados como hasta ahora". Pero lo que nunca se dice, y creo es igual de cierto, que nunca fuimos tan paranoicos como hasta ahora, que nunca observamos todo con tanta atención, con tanto detalle, analizando minuciosamente el por qué hace o deja de hacer el otro algo y, más concretamente, en la comunicación vía on line, tanto que, a veces, rozamos lo absurdo

 A continuación, os presento un experimento (perdónenme la clase científica por utilizar aquí esta palabra) que he hecho con mis móviles. Lo he hecho de manera accidental. Ahora les contaré los resultados a mis amigas y espero que confíen en mi y que me crean (ya que cuando intento consolarlas nunca me creen y eso me frusta bastante).

   Últimamente, recibo muchas quejas de que fulanito o sutanito no les contestan a los mensajes: "¡Lo ha leído y no me ha dicho nada!". Y yo le digo: "a lo mejor no lo ha leído". Y ellas me contestan algo malhumoradas: "sí, si. Si lo ha leído, ¿ves? Se lo mandé a las 18:15 y su última conexión es de las 18:17". Otras veces me dicen: "¡Mira está en línea ahora!. Le voy a hablar... Nada que no me contesta"

Resultado de mis investigaciones:

   Por circunstancias vitales (¡vamos!, por estar viviendo en otro país) tengo dos móviles. Con el móvil inglés, le doy a ratitos internet al móvil español. Mi móvil español lo tengo agregado como contacto al whatsapp inglés. 

11:18 Apago la conexión del español. Por lo tanto, dejo supuestamente de estar "en línea"
11:25 Me pongo a tontear con mi móvil inglés y por azar miró el móvil español y ¡bualá! sorprendetemente aparezco "en línea". Por lo que aparezco en línea 7 minutos después que haya dejado de estar en línea.
11:34 ¡¡¡Vuelvo a mirarlo y aún sigo en línea!!! Lo que era imposible pues mi móvil español desde las 11:18 estaba sin Internet. Por lo que aparezco "en línea" 16 minutos después de que no tenga ni conexión en el español.
11:35 Dejo de estar en línea. Ultima conexión: ¡¡11:12!! Dato erróneo pues mi última conexión real fue a las 11:18 y a las 11:34 si tomamos la irreal. 
11:43 Vuelvo a mirarlo por curiosidad. ¡¡¡Bualáaaaa!!! Vuelvo a estar "en línea". Pero ¿cómo? Si mi móvil español lleva sin Internet desde las 11:18. Totalmente cierto. 
11:45 Lo miro por ultima vez. Última conexión 11:36!!! ¿¿¿Pero quién se ha conectado a esa hora??? Porque yo no. 

   En definitiva, cuando mis amigas me escriben todo preocupadas y molestas porque alguien no les contesta, procuro no darles como argumentos lo que la propia aplicación sacó en notas de prensa diciendo que sus tiempos no eran fiables, porque he comprobado que ante los temas del amor, nadie quiere escuchar discursos racionales aunque sean los más fiables. Siempre apunto al argumento de que nadie tiene por qué contestar a un whatsapp inmediatamente pues puede estar trabajando, estudiando... y difícilmente pueda hacer estas cosas a la vez que chatear por teléfono. Estamos demasiado conectados y creemos que, por eso, siempre debemos de estar disponibles ante los otros. 

   Por otro lado, también me parece de mala educación lo contrario, es decir, no contestar aunque sea al final del día o cuando se pueda contestar. 

  Pero, en definitiva, el whatsapp no es una manera fiable de saber si alguien pasa o no pasa de ti. Si al fin y al cabo si pasa, ya te enterarás.




Dedicado a mis amigas, las que se preocupan. 

lunes, 20 de mayo de 2013

La costumbre de pedirle peras a los olmos

   Tengo que reconocer que llevo varios días para escribir este post y no era capaz de concretarlo (al final me va a quedar muy largo pero es lo que necesito expresar). Este post está dirigido sólo a mujeres. Así que si eres hombre, te recomiendo que dejes ya de leerlo. 

   Aunque sé que los prejuicios no son buenos, una cosa es pensar que no son buenos, y otra cosa es obviar que hay algo en general que nos falla a las mujeres y que, o empezamos a cambiarlo o seguiremos sufriendo día tras día, año tras año... Seguiremos viviendo engañadas en el "Vale, lo he pasado mal, pero esta decepción me ha servido para aprender. Con esto que me ha pasado he crecido". Y, SÍ es verdad que aprendes, pero el aprendizaje te vale sólo hasta que llega la próxima oportunidad de demostrarlo. De nuevo, ante la próxima oportunidad, los mismos mecanismos se vuelven a poner en marcha. Y los mismos fallos que cometiste, los vuelves (volvemos) a poner en práctica. 

   Todo empezó desde mi propia experiencia. Fui a darle una sorpresa a una persona importante para mi y la sorpresa me la dio él cuando mostró menos ilusión que un pavo ante la llegada de Navidad. 

    Entonces, a partir de ese momento un cúmulo de mujeres decepcionadas llegaron a mi vida, tanto es así que tendré que elegir 3 casos:

Primero de ellos: Ligar en la barra de un bar. 

   Cualquier persona que se pase sentada en un bar desde las 1 pm hasta las 9 pm bebiendo vino blanco, no puede estar bien. Seguro que le pasa algo. Pero es que si además un hombre le da unas ilusiones que probablemente hacia mucho tiempo ningún hombre le daba, entonces, puedes desencadenar en ella un torbellino de emociones innecesarias ("fuck off" fueron sus últimas palabras antes de abandonar el bar). Y así fue la conversación:

     - ¿Quieres que vayamos después a cenar algo? Le preguntó ella a él cuando él le había invitado ya a dos copas de vino. Se acababan de conocer. 
    - Y él le dijo: Sí, vale. ¿Por qué no?
    - Y yo pensé: Mentira. Este no quiere ir a cenar. Ya verás cuando se lo diga.

   Y, efectivamente, cuando ella le dijo que por qué no se iban ya a cenar y él le dijo que no, entonces la revolución llegó al bar. Y encima yo pillé gresca porque el "correcto" holandés no tuvo otra cosa que despedirse más correctamente de mi que de ella. 

Segundo de ellos: Enrollarte con tu compañero de piso.

    El segundo de estos casos, es el de dos compañeros de piso (por lo que viven juntos, mala situación para que sea sólo un rollo) y tienen un "affair" la noche antes de que él pase las vacaciones en su país. Debido a esto no existe ese típico día siguiente tan útil para predecir si sólo va ser un rollo o si puede que haya algo más. Por lo que durante el tiempo que él está en su país, supongo que ella empieza con el proceso de ilusiones que solemos poner en marcha la mayoría de las mujeres (de verdad que creo que muchas veces las mujeres no nos enamoramos de otros, si no más bien de lo que nos gustaría que nos pasara con otros). Y durante el tiempo que él no estuvo, ella creó una serie de ilusiones que descubrió caerían en vano, una vez que le vio. Pero el amor ya estaba en su alma y ahora tiene que recomponerse. 

   Da igual que sea tu compañero de piso o un chaval que pasa una temporada por tu ciudad pero, al fin y al cabo, vive en otra ciudad o en otro país. Un rollo es un rollo, aunque:

 - Dure en el tiempo.
 - La persona sea cercana y viva contigo.
 - La persona te vaya a visitar varias veces a tu ciudad, etcétera. 

   Un rollo es un rollo hasta que él no diga lo contrario (la mayoría de los casos son ellos los que dicen cuando deja de ser rollo y se convierten en "novios" y si alguien piensa o conoce casos al contrario, me alegro, hay esperanza). 

     Y a un rollo no le puedes pedir lo mismo que a un novio y menos actividades que, en general, no les gusta a los hombres (como estar permanentemente en contacto). Por tanto, si te las da, alégrate y deja de quejarte tanto porque no te presta atención.  Si no sois novios no esperes que actúe como novio.  Y si lo que quieres es un novio y no llevas bien que te traten así, no sé qué haces con esa persona. 

   Así que alégrate porque :

    - Te conteste al whatsapp, aunque sea a las tres horas y tú sepas que ya lo ha leído. 
    - Hable contigo por teléfono, skype o todas las diversas formas de comunicación que existen ahora y que colapsan a los humanos, especialmente, a los masculino. 
    - No se enrolle con otra en tu cara. 


Tercero de ellos: Esperar que tú novio te trate de la forma más especial, que seas la única. 

     El otro día se quejaba una amiga de que su novio le había hecho un regalo parecido al de su mejor amiga. Yo creo que para él, ella es la mujer más importante que existe ahora mismo, pero ella al ver que había compartido el regalo con otra persona, se ofendió. Y es que María Jesús Álava lo explica bien en sus textos "uno de los errores comunes de las parejas es esperar que las mujeres reaccionen como si fueran hombres y viceversa". Las mujeres no deben cometer el error de esperar propuestas creativas de los hombres por lo que mi amiga tuvo suerte de que su novio le hiciera un original regalo de cumpleaños, aunque fuera el mismo que compartió con la mejor amiga de él.

    Tres niveles de relación con un hombre. Y es curioso porque lo qué daría la mujer de la barra de bar por dormir una noche con él. Así, se hubiera sentido menos sola, aunque hubiera entrado en el segundo nivel. Y lo qué daría la compañera de piso porque su compañero le hubiera hecho un regalo especial para su cumpleaños, aunque sea uno compartido con otra amiga. Y sin embargo, lo que daría la novia porque su novio le trate como la mujer más especial y única de la tierra, como normalmente sólo se trata a las madres

Por lo que, ¿siempre pedimos más y cuando lo tenemos pronto lo dejamos de valorar? 



En definitiva, que he concluido que es muy importante el "valora lo que tienes porque cuando consigas lo que quieres, posiblemente no valores lo que tienes"

domingo, 12 de mayo de 2013

Cinco errores que solemos cometer cuando nos gusta alguien


El máximo error que cometemos es el de (1) tomarnos demasiada confianza excesivamente pronto. Y de esta manera (2) les hacemos bromas desatinadamente cercanas (que implican un grado de proximidad y confianza típica de pareja y, a menudo,  incluso pueden sentar mal porque no las entienden –aunque el otro tenga un buen sentido del humor-); (3) les mostramos hechos de nuestra vida o de nuestros intereses como si a la otra parte le interesaran, sobrecargando de información nuestra personal al otro; ó (4) creemos que la otra parte se acuerda de todo, se acuerda de eso que le dijimos o que le pasó con nosotros, cosa que normalmente no suele pasar porque el otro no está tan “enfatuado”* como nosotros, molestándonos cuando comprobamos que no se acuerda y en el peor de los casos haciéndoselo saber.

Lo peor de todo es cuando para ligar hacemos muchas preguntas porque queremos saber de la otra parte y lo que conseguimos es provocar rechazo en ella. A nadie le gusta contar su vida así sin más, a quien hasta ese momento es un desconocido.  Diferente es cuando sabemos que “hay algo”. Entonces, mostrar sentido del humor, preguntar a la otra persona  para escuchar atentamente sus respuestas y recordar las anécdotas que pasan con ella, funcionan. Pero antes, en la mayoría de los casos, no.

     Es bueno ser prudentes a la hora de mostrar la “enfatuación”  que sentimos por la otra parte, porque, aunque es muy bonito hacer lo que el corazón nos pide, un desbordamiento de sentimientos puede provocar en el otro rechazo, especialmente cuando el otro no tiene prisa o no tiene otras alternativas. Pero ¿qué difícil contener al corazón cuando alguien te gusta?

“Enfatuación”: traducción hecha por un friend of mine de la palabra inglesa “infatuation” que significa encaprichamiento. 

viernes, 10 de mayo de 2013

Prometo dejarme convencer para cambiar de opinión: opiniones sobre los españoles

   De nuevo, de vuelta a los Starbucks a los que estoy muy agradecida puesto que me permiten hablar con mis amigas de forma gratuita por Internet y, aunque me encanta su hot chocolat, tantas conversaciones de "wasap" acompañadas de hot chocolats me hubieran arruinado. Hoy, no sé si porque fue el primer día o porque tenía que hablar con dos de mis mejores amigas una misma conversación sobre dos hombres diferentes, hice algo que nunca hago: me pedí un hot chocolat mediano. 

   Durante estas conversaciones de whatsapp he tenido la oportunidad de escuchar hablar a cuatro españoles que se han sentado junto a mi (sí he sido un poco chismosa pero mis amigas tardaban en contestar y es fácil que se te vaya el oído hacia el lado de los que hablan tu mismo idioma). 

  • Edad media: 25 años aproximadamente
  • Conversación: oída una y otra vez desde que llegué aquí. 
  • Y todo empieza con la frase de siempre: "Qué mierda es no saber lo que voy a hacer con mi vida. Es una putada no saber qué va a ser de ti"

    Y a partir de que esa frase, dicha por una chica, haya saltado a mis oídos, ya no he podido dejar por un rato de estar interesada en lo que se iban diciendo unos a otros. Tengo que reconocer que me ha apetecido intervenir porque de verdad que he notado que los cuatro necesitaban un buen abrazo y unas palabras de ánimo, pero hoy no me he atrevido a hacerlo. 

    Una y otra vez repetían estereotipos los cuales ya he oído cientos de veces en mi lugar de origen y en cada sitio que voy. No obstante, me gustaba porque una vez después de decirlos, se contradecían y decían: "bueno pues yo ahora no lo veo tanto". Y ahí van tres estereotipos: 
  

  1. "Pero los españoles tenemos algo bueno y es que sabemos disfrutar de la fiesta. Aunque la verdad, ahora que estoy pensando, no creo que seamos tan vagos como se dice porque aquí la mayoría de los españoles que conozco en mi trabajo, que son muchos, todos trabajan mucho y los de otros países o el manager, que es inglés, se escaquean más".
  2. "Sí porque los ingleses no trabajan tanto como dicen. Siempre dicen que lo van a hacer y luego lo hacen pero con tiempo ¡eh!. Sin prisa. No son tan eficaces". 
  3. "Pero ¡eso sí!, los españoles son unos ladrones, cuando estuve en los países nórdicos (no en Inglaterra porque aquí se roba tela también) se dejaban lo móviles en lo baños cargando y luego los recuperaban". Es ahí cuando más me ha apetecido intervenir: pues soy española me encontré un móvil y lo devolví. Y cuando he contado esta historia casi todo el mundo a la que se la he contado,ha encontrado alguna vez algo (un móvil, un perro, una cartera con dinero etc) y todos han devuelto estos objetos superando más de unas dificultades para devolverlos. Así que, de verdad, que a lo mejor no llegamos al nivel del país de los nórdicos pero en España devolvemos.   

     Me doy cuenta que no hay nada más difícil que hacer cambiar a alguien de opinión y que el objetivo de este blog de hacer caer en la cuenta de que repetimos una y otra vez los mismos "razonamientos" que muchas veces son sólo verdad por tanto repetirlos, era un cometido demasiado vanidoso por mi parte. 

    Prometo dejarme convencer para cambiar de opinión. 

martes, 7 de mayo de 2013

4 ideas que me protegieron ante el desempleo


Me han despedido y no me siento mal por qué...Fue una pregunta que le di vueltas y vueltas hace ya unos cuantos meses. Escribí este post y no lo quise publicar pues pensaba que haberme quedado sin trabajo estaba todavía reciente y temí que a largo plazo estos pensamientos fueran sólo un espejismo y que me diera un bajón por haberme quedado en desempleo y más por las circunstancias en que todo pasó. A día de hoy, sigo sintiendo los mismos sentimientos o quizás estas sensaciones son aún más positivas. Tuve suerte de que "me echaran". 
  1.           Trabaja para vivir y no vivas para trabajar. Aunque te guste tú trabajo ten mucho más hobbies a parte de tu trabajo. Si el tiempo te lo permite porque hay trabajos que ocupan tantas horas a las personas que no les deja tiempo para tener cualquier tipo de afición. Pasar tiempo en el bar o ver la tele no valen. El desempleo me ha permitido hacer algo que nunca hubiera hecho si hubiera seguido trabajando: continuar este blog. 
  2.           No creas que tus compañeros de trabajos son amigos. Si ya es difícil tener buenos amigos (pero haberlos hailos) ya que son muchas las veces que nos decepcionan los que creemos que son amigos, la gente que está en los puestos de trabajo aún hay mayor probabilidad de que nos decepcionen. Un ejemplo: que te estén haciendo mobbing y que tu compañero de trabajo que tú crees que es amigo tenga que ir a declarar a favor tuya en un juicio. ¿Qué probabilidad crees que existe de esto? Cuando la gente tiene que hablar de ti mal lo va a hacer por muchas copas que hayáis tomado juntos y muchas comidas de navidad que hayáis compartido la familia. Y cuando la gente puede perder un puesto de trabajo por defender a una persona antes de hacerlo se lo piensa.  Pero eso, no quiere decir que los seres humanos sean más o menos malos. Si no que el trabajo no es la mejor cantera para encontrar amigos. No obstante, yo puedo decir que tengo muy buenos amigos derivados de mis trabajos.
  3.           Que hayas ahorrado:  Y lo digo sin tener relación con ningún banco pues a ellos son los que más les interesa. Ahorrar depende más de características personales que de causas objetivas. Es decir, depende más de si eres una persona previsora que de si  tu salario te lo permite. Porque aunque hay personas que ganan muy muy poquito y prácticamente no pueden ahorrar o tienen una familia muy extensa que mantener, conozco muchos casos de gente que ganando más y con mejores condiciones a priori para ahorrar, se agobian más a largo plazo porque les hayan despedido o se les vaya a acabar el paro que aquellos que fueron hormiguitas y pensaron en los momentos de vacas flacas. Pero en general siempre se puede tener una hucha (yo me la hice ganando muy muy poquito y viviendo en un piso de alquiler de precio bastante alto). Porque esta hucha añadida al paro hace que el impacto del despido sea menor pues tenemos más tiempo para encontrar otro empleo. Es ahorrar: no es dejar de vivir, viajar o salir para pensar en el futuro. 
  4.       Tengo la oportunidad de hacer algo nuevo, de cambiar, de hacer aquello que siempre he deseado. En mi caso esto era vivir en otro país. Y mira que si lo hice y continuo haciendo. Creo que soy muy afortunada de ver mi emigración de España como una opción personal, más que como una consecuencia de la situación económica. Especialmente, porque todas las personas que viven fuera y lo ven de la segunda manera, tienen un sentimiento de resentimiento hacia el país poco útil para emprender en un futuro algún tipo de actividad que pueda mejorar la situación de este. 

           Así que aún sigo contenta en no haberle hecho caso a ese amigo que, para ayudarme, me decía que hiciera todo lo posible para que me mantuvieran en mi puesto de trabajo porque no iba a encontrar trabajo en esta situación. Y creo que seguiré contenta por mucho tiempo porque las perspectivas se presentan buenas. Ahora mi amigo, que también ha cambiado de trabajo dos veces en plena crisis y las dos veces para trabajos mejores que el anterior, también se alegra de que no le escuchara y disfruta con mis nuevos proyectos.

domingo, 5 de mayo de 2013

¿Y qué pasa cuando te ponen los cuernos y te dejan?


Cuando te engañan existen dos posibilidades (bueno, existe una tercera que es que no te enteres pero como si no lo sabes ahora mismo no estarás sufriendo pues este post no te sirve):

-       Una es seguir con la relación y mirar a otro lado como si no pasara nada.
-       La otra es que tú dejes o que te dejen pero, en definitiva, que la relación se termine.

En este último caso, en el caso en que la relación se termina y tu pareja, ya ex-pareja empieza a mantener una nueva relación con la persona con la que te ha estado engañando, no sólo tienes que recuperarte de la pérdida sino que tendrás que sobreponerte del sentimiento de humillación de que te hayan puesto los cuernos. Con un agravante más: que te ha dejado por otra persona, por lo que tu nivel de autoestima ha quedado reducido a las cenizas de un inmundo cenicero. 

Y es que en ese momento la "lavadora" empieza a funcionar y ya no puede parar. Tu imaginación que es ilimitada  imagina a esas dos personas haciendo todo aquello que hace menos de una semana hacia contigo: besándose, acariciándose, compartiendo, riéndose, amándose...   Y por mucho que intentes no pensar, parar esos pensamientos, se convierten en incontrolables y no dejan de repetirse una y otra vez. Son pensamientos con una visualización muy clara, casi real.

En esta situación es una de las más importancia adquiere las relaciones personales: los amigos. Ahora mismo necesita muchísimo cariño, necesitas recibir por algún lado el amor que se ha fracturado. Y es importante cómo, de qué manera, los que estén alrededor tuya, te apoyen y te den ese amor. Por ejemplo, las frases de "tienes que seguir para alante" "no mirar para atrás" que tan poco funcionan tras las rupturas ahora menos. Pero tampoco es útil escuchar frases del tipo: "con lo que tú vales ya encontrarás a algo mejor" porque era a él o a ella a quien tú querías. Por último, de nada sirve que te ayuden con comparaciones con las nueva persona "es que el/ella vale mucho menos que tú" porque esto automáticamente hace que te preguntes "entonces, si vale menos que yo, ¿por qué está con ella y no conmigo?", ahora no es consuelo y te hace volver a imaginarte lo bien que ellos estarán, lo que se estarán riendo sin ti.

La mayoría de lo que piensas no es verdad. Puede ser que sí que se lo estén pasando bien pero, en general, ese pasarlo bien tiene una duración limitada. Los fallos que tuvo contigo los cometerá con la nueva persona. Los cabreos, las manías, la monotonía todo volverá, como es lógico, a su vida. Lo que estás haciendo es idealizar su nueva relación, seguramente idealizarla mucho más de lo que la ve él/ella que está enfrascado en esa nueva relación. 

Y, por supuesto, el sexo con la nueva persona seguramente en este momento no será tan fantástico como tú te lo estás imaginando. Contigo era mejor, por una cosa, porque a ti ya te conocía

Si estás pasando por esto, te deseo mucha fuerza.