martes, 26 de febrero de 2013

La lectura...

     Empezar un libro tres veces y no terminarlo es síntoma de que ese libro, no te engancha, de que no te interesa. Esto no es así cuando te enamoras de alguien. Cuando decides compartir tu vida con alguien, no sólo lo lees 100 veces, veces suficientes para aprenderlo de memoria sino que también te cansas, lo coges, lo dejas, lo subrayas, tomas apuntes, incluso, puede haber temporadas que se lo prestes a otras personas. Pero casi siempre con garantía de devolución. 

domingo, 17 de febrero de 2013

¿Me quedo en España o me voy al extranjero?

¿ Cuál es la decisión correcta? ¿Qué me viene mejor? Yo quiero irme, pero ¿y si me voy y no encuentro nada?. ¿Y si vuelvo y la gente ha cambiado? Preguntas difíciles que rondan la cabeza de muchos jóvenes en estos momentos. La mía también ¡como no!

Hay que identificar este tipo de preguntas, y o darlas una solución o eliminarlas de la cabeza, porque mientras que están dando vueltas en nuestra cabeza, significa que estamos parados y no estamos haciendo nada. Los famosos "y si" que ya comentábamos que estaban muy presentes en el amor, están presentes en todos los ámbitos de la vida. Al fin y al cabo, una cosa está clara,  la peor de las soluciones es "no hacer nada".

Y es que nunca sabremos cuál es la mejor decisión porque una vez que se ha escogido una, el resto de decisiones desaparecen. Así que, en ese momento que hemos escogido: esa es la mejor porque es la nuestra. Ni irte es la opción más "cool" (porque como todo el mundo lo hace...) si tienes ganas de emprender, de crear algo en tu ciudad, ni quedarte es la mejor opción cuando tienes ganas de convivir con una nueva cultura u otro idioma en el extranjero.

Además, existe un fenómeno muy interesante en Psicología que se llama disonancia cognitiva y es que las personas nos encargamos de reducir nuestra disonancia desestimando aquella opción que no hemos cogido. Si supiéramos que vamos a hacer esto, antes de empezar, nos podríamos ahorrar muchos de los nervios que pasamos antes de tomar una decisión.

Al fin y al cabo es la misma pregunta con distintas caras. Tengo miedo de estar allí, tengo miedo de cuando vuelva aquí. Tengo miedo a estar sólo, tengo miedo a quedarme sólo. La verdad que es una decisión difícil que parece que va a determinar completamente tu vida. Lo que no es cierto porque el destino lo estamos cambiando continuamente y continuamente nos está determinando. Sólo por ir por una acera y no por la otra a trabajar podemos evitar que una parte del tejado se nos caiga en la cabeza (una vez me libré de que eso me pasara yendo. Tomé la acera correcta en ese momento).

Y, además, si decides irte, seguro que a la vuelta te adaptas rápido cuando veas que te esta esperando Saber y Ganar.

viernes, 15 de febrero de 2013

El tiempo. Depende para qué.

- ¿Para cuánto tiempo te vas?
- Cinco semanas. 
- Bueno, no es mucho. 
- No, no lo es. Pero lo voy a echar de menos. Si pudiera me lo llevaba. 




jueves, 14 de febrero de 2013

¿Cómo puedo conseguir tener pareja el próximo San Valentín?

En fin!¡El día ha llegado!. Ya está aquí:
  • Es como la Navidad que, aunque no quieres que llegue, al final siempre llega y tienes que pasar por la cena de Nochebuena con toda la familia por muy deprimido que estés. Aunque la Navidad, al menos, se compensa con la llegada de los Reyes. 
  • O es como tu cumpleaños cuando ya tienes esa edad en la que piensas que ya has cumplidos los suficientes, que ya no haría falta cumplir más. Pero, llega y cumples. Sin embargo, también el cumple es mejor porque aparte de los regalos, casi siempre viene con una felicitación de alguien inesperado (aunque al día siguiente no te acuerdas de ese alguien).
Pero es que además, antes de hoy ya llevas unas dos semanas sufriendo:
  • Por lo malo de la Navidad:  todas las tiendas con el Corte Inglés a la cabeza recordándote una y otra vez que estás sola, que no tienes a nadie a quien regalar y peor que te regale. 
  • Y también eres víctima de lo peor del cumpleaños, igual que hay gente que se atreve a preguntarte la edad, en San Valentín puede haber graciosillos que van y te sueltan "oye y cuántos años van sin novio?" Y cuando pronuncian la palabra "novio" sueltan una sonrisilla que no logro entender muy bien, que te dan ganas de contestar: "¿qué me estás llamando lesbiana?" (qué más quisieras tú que lo fuera- piensas).
Pero a mi me queda claro una cosa: si no tengo novio es porque no me da la gana.

Vale, ahora mismo estaréis pensando: "mira que bien le funciona el autoengaño" (me encanta este término y un día se merecerá un largo post), "si dice esto es porque en realidad lo está deseando"

Y yo os digo: "Vale, puede ser que haya parte de autoengaño porque si esa persona que sabéis me hubiera querido estaría con ella, pero ¿de verdad que el hecho de estar sola es mi única opción?"

Yo creo que no. Sobretodo con los últimos descubrimientos que he hecho en el arte de conseguir pareja.

¿Cómo conseguir que alguien al que tienes la sensación que le gustas un poquito caiga a tus pies?

Pongo que le gustas un poquito porque esto lo he observado entre personas en las que hay un minimo de atracción física, pero no dudo en que pueda servir también en más casos. Cuestión de observar.

Si eres chica, de qué manera hacer que el que te gusta se quede con la boca abierta. Es fácil. Pregúntale por lo que le gusta. Por ejemplo, si le gusta el motor, pues pregúntale y ¿esta moto?, ¿cuántas marchas tiene? ¿cuánto coge? ¿cuántos centímetros cúbicos tiene este coche? Aunque sólo con hacer referencia al color de la tapicería del coche y lo bonitas que tiene las llantas ya puede caer rendido, pero como en este caso lo que pretendes es que te haga un regalo dentro de un año,  si ya le preguntas esto, pensará que tú estás en otro nivel. Es que es curioso: ¿habéis escuchado una conversación entre mujeres y hombres cuando se habla de vehículos.  Las mujeres siempre preguntamos: ¿de qué color es? Los hombres: ¿cuánto coge? o ¿centímetros cúbicos, caballos, etc?.

Si eres chico, y sé que tampoco es fácil lo que voy a decir, lo que tienes que hacer es "ajá" pero si puede ser hazlo mirando a los ojos, sin interrumpir, y entonces, es que la vas a hacer muy feliz . Y bueno, si ya le preguntas sobre algo que te comentó hace 10 minutos de conversación y lo relacionas con lo que te está comentado ahora, entonces ya es tuya. Efectivamente, me estoy refiriendo a escuchar en una conversación. En general, las personas valoramos mucho que nos escuchen porque nos sentimos poco escuchados por los demás. Pero siempre hay una queja generalizada y es que los hombres escuchan menos. Yo creo que más bien es que las mujeres escuchan más. Por eso, se valora muy positivamente que alguien te escuche y más la persona con la que estás pensando si es el adecuado o no para mantener una relación.

Por eso, sigue estos trucos, y quizás el año que viene estés agobiado o agobiada porque a estas horas se te ha pasado y aún no has comprado el regalo de San Valentín.

Y recuerda:       HOY ES JUEVES. 

miércoles, 13 de febrero de 2013

Alternativas a la tristeza: el VOLUNTARIADO

- Tengo mucho trabajo pero bien. Es que: estoy más contentaaaa- se oyó entre los murmullos del resto de comensales. Todos los comensales la miraron y preguntaron.
- ¿Y eso? ¿Qué tienes un trabajo nuevo? - preguntaron varios, casi al unísono.
- No del todo. Sigo en mi trabajo de siempre. Pero por las mañanas como me sobraba tiempo, he empezado a colaborar en una organización de adicciones. Trabajo con personas que han tenido contacto con las drogas.
- ¡Qué bien! ¿no?
- De maravilla. Tengo que trabajar mucho porque colaboro en los talleres y tenemos que proponer ideas todas las semanas. Pero muy contenta. Conociendo gente muy interesante. Tengo la sensación de que así veo mejor la realidad del problema.

El altruismo se conoce como el deseo de favorecer al otro con independencia del propio beneficio. Sin embargo, lo que más ponemos en práctica los seres humanos es lo que se conoce como conducta prosocial que es una conducta social positiva con o sin motivación altruista. El altruismo es una conducta moralmente más perfecta, pero el término conducta prosocial (no altruista) me parece más útil para definir lo que supone todo lo que a la persona que lo realiza le aporta hacer VOLUNTARIADO. Con el voluntariado es más lo que RECIBIMOS que lo que DAMOS, por lo que...

¿Qué motivos tengo para hacer VOLUNTARIADO?

El voluntariado aporta una serie de beneficios que se perciben desde muy pronto: el principal beneficio es que es una gran alternativa para la tristeza. En general, existe una correlación positiva entre realizar cualquier conducta prosocial y la felicidad, es decir, a más socialización, más felicidad.
El contacto con otras personas: Independientemente del tipo de voluntariado que sea (social, naturalista, político, deportivo...) se incrementan las relaciones sociales (conoces a más gente con la que compartir experiencias y además con las que compartes un objetivo). En consecuencia, también aumentas tu capacidad para las relaciones. Esto se potencia enormemente si es un voluntariado con personas con algún tipo de problemática. 
Es una manera de que pongas a disposición de otros, tus recursos personales. ¿Qué sabes hacer? Coser, cocina. bailar, literatura, música, contar chistes, enseñar español, hablar... ¿En qué eres un especialista? Seguro que lo que se te da bien, hay alguna organización que lo necesita.
También, y esta motivación es menos altruista pero igual de válida, es una forma de estar en contacto con el medio laboral y así incrementar competencias y mejorar tu curriculum. En algunos casos el voluntariado es una fuente de puestos de trabajo y no sólo para las personas que han estudiado temáticas relacionadas con la materia (trabajadores o educadores sociales, enfermeros...), sino también para personas motivadas para colaborar con estas organizaciones, ya que estas organizaciones valoran que se conozca la organización desde dentro y el modo en que afrontas la problemática. Normalmente, las personas que se acercan a las ONGs son familiares que han sufrido muy de cerca el problema (SIDA, alzheimer, cáncer)  y que continúan en la organización una vez que su familiar ya no está porque quieren devolver a la entidad lo que ésta hizo por ellos.   
Si has pasado o estás pasando por ello. Y más cuando dispones de un sentido del humor admirable e irradias positividad. Este voluntariado cumple una doble función:
    • Te puedes convertir en un guía para el resto de compañeros.
    • Empezarás a ver tu problema, no como si fuera propio, si no desde la óptica de cómo puedo ayudar a los demás a superarlo desde mi experiencia. 
El contacto con personas que tienen una dificultad hace que valoremos desde otra perspectiva nuestras propias dificultades y las relativicemos. En definitiva, es una forma fácil de sentirte más feliz

En tu caso, ¿en qué eres un especialista?

lunes, 11 de febrero de 2013

Relaciones duraderas

     Pasar toda una vida al lado de una misma persona es algo que, se dice muy rápido, pero que, de media, son un montón de años. 

   Siempre me ha parecido curioso cuando la gente me pregunta cuál es el truco para seguir, todavía, enamorados y la verdad que si yo lo supiera que nadie dude que cada día lo pondría en práctica. 

   Esto no significa que yo no esté enamorado de mi mujer, que lo estoy. Significa que no sé el truco para que, a día de hoy, sigamos casados y celebrando bodas. Ahora tocan las de oro. 



viernes, 8 de febrero de 2013

La cosa está chunga. Depende pa' quién

Hay un restaurante en el camino de Córdoba a Sevilla (no recuerdo el nombre si no lo pondría), en el que tienen colgado un divertido cartel tras la barra que reza lo siguiente "Prohibido hablar de la cosa". Esta mañana cuando salí de mi casa, no había andando un paso más allá de mi portal y al pasar junto a dos personas que mantenían una conversación escuché como un hombre le decía a una mujer con la que charlaba "Es que la cosa está muy mal". Pero no se quedó ahí. Por si no fuera ya suficiente que, en situación de desempleo, la primera frase del día que oigas sea esa, el hombre la remató añadiendo "y cada vez peor". Empezamos bien el día- pensé.

Son esas frases que repetimos una y otra vez, como dogmas de fe, independientemente de lo real que sea para cada uno de nosotros. ¿Realmente "la cosa" está tan mal? Es verdad que todos conocemos historias de personas que han despedido pero ¿ya no hay "salvación" para esas personas?

Para ver que "la cosa" no está tan mal como contamos, sólo hace falta hablar con personas de otro país. Por ejemplo, ayer tuve la oportunidad de hablar con una mujer de Georgia, antiguo país de la Unión Soviética, y que históricamente ha pasado varios conflictos armados, siendo hace muy poco el último. Lo primero que me dijo es que en "España no sabíamos lo que significaba la palabra crisis"; "crisis es morirse de hambre porque todo está destruido y porque no existe ningún futuro porque el pasado ha sido destruido en una guerra".

Y en ese momento, me venía a la cabeza un nuevo negocio que hay en mi ciudad. Un negocio que no es nada insólito, pero que antes que crearan este, no existía ninguno en la ciudad, al menos de estas características. Es un bed and breakfast de lujo pero con precios populares, en el que un anfitrión -como a él le gusta llamarse- te guía por la ciudad montados en unas bicicletas que él pone a tu disposición.

Lo más interesante de esta nueva empresa es la historia de ese anfitrión. Un chico muy muy joven que pone en marcha este negocio en una ciudad con un alto nivel de paro en la que parece que la única solución es la emigración. Él se ha encargado de todo y se encarga de todo. Crea espacios para compartir cultura, música... Si hasta tiene un grupo en el que puedes aprender a hacer punto y croché para que los árboles tengan bufandas (en una original campaña para evitar la tala de árboles).

Seguro que hay quiénes le quitarán importancia a este emprendor (es que para él es fácil porque...) o creerán que ellos no pueden ser como él porque no tienen la suerte de disponer de un piso, un local o lo que sea para empezar o yo qué sé que podemos inventar para menospreciar su labor. O quizás la razón de estas críticas sean, más bien, el miedo propio a llevar su propia idea a cabo. Creer que nosotros no podemos. Y es esto lo que nos hace menospreciar la labor de otros. 

Y la pregunta en realidad es: ¿de verdad, no tengo nada diferente que pueda ofrecer a los demás? 


Una bufanda resultado de las clases de croché para proteger al  árbol del "frío" de la tala

jueves, 7 de febrero de 2013

La importancia de decir "te entiendo" (three)

- Hoy siento algo dentro de mí...¡qué se mueve con muchas ganas! Es que... no sé cómo explicarte.
- No hace falta que me expliques nada. Conozco esa sensación. CRISTALIZALÓ. 

miércoles, 6 de febrero de 2013

Tipos de dormilones

¿Cuántas horas necesitas dormir para estar bien? En mi caso, muchas. Tantas que hay veces que me preocupa porque tengo la sensación que me pierdo un cuarto de la vida. Cuando la gente dice que eso es "hasta que me acostumbre. Que cuando te acostumbres a dormir menos horas, menos horas necesitaré" definitivamente pienso que el autoengaño funciona muy bien (o hay un complot mundial para decir esta mentira), pues en épocas que he tenido que dormir muy poco, no me acostumbraba sino que tenía que hacer un doble esfuerzo para hacer el trabajo y no pagarlo con los demás.

Existen muchísimos tipos de durmientes:
  1. Los "buenos madrugadores": Como su nombre indica, son los que no tienen ningún problema para madrugar, pero que a últimas horas están que se caen y ni te puedes dirigir a ellos porque tienen muy mal humor. 
  2. Los "nocturnos": A estos, les cuesta un "porrón" madrugar pero a pesar de que son conscientes del madrugón que tendrán que hacer al día siguiente, no se pueden ir a la cama antes de las 12.
  3. Los "siesteros": Y estos los suele haber de dos tipos: 
    1.  Están los se echan una cabezadita con Saber y Ganar.Suelen ser personas mayores o jubiladas y por cierto, si les preguntas qué tal duermen te dirán que " muy pocas horas" y que les es "imposible dormir siesta". Sin embargo, si te diriges a ellos entre las 15 a las 16:00 lo más probable es que encuentres un espasmo de su cabeza por respuesta.
    2. Y están hasta los que se ponen pijama y todo y se van a la cama a dormir. Suelen ser más bien jóvenes o personas solteras, que no tienen ningún pequeño en casa que les moleste. A muchos de estos también les gusta quedarse en el sofá con los famosos documentales de las 2.
  4. Existen los "lirones". La edad de los lirones suele estar ceñida a la niñez y a adolescencia y se suele perder en la juventud. Estas personas cuando crecen se suelen adaptar muy bien al horario de trabajo o familia durmiendo muy poco. Sin embargo, si las dejas con la persiana completamente cerrada, sin una rajita de luz cualquier fin de semana o las vacaciones, no te sorprendas si a la hora de comer no los ves en la mesa. Tendrás que abrirles un poco la persiana para que se levanten. 
  5. Los que "tienen cogida la hora" y cualquier día se levantan a la misma hora sea sábado,domingo, el día de la Asunción, las vacaciones de Navidad o el primer día del año. Los peores días para ellos es cuando salen a dar una vuelta con los amigos y se quedan hasta tarde. Ahí los ves a los pobres, al día siguiente, a las 8 de la mañana con los ojos bien abiertos y notando los sinsabores de la resaca. Hay que decir que, normalmente, esto les pasa a la gente que entran a trabajar en un horario más o menos decente de trabajo como son las 9 de la mañana (antes de esa hora, cualquier horario me parece un horror).
  6. Hay un espécimen nuevo que no he conocido hasta que me he hecho bien mayor y que rezo fervientemente en no convertirme en ellos porque me encanta dormir, Son los que "apenas necesitan dormir". Hay personas que se acuestan sobre la 1 y antes de las 5 ya están despiertas. Te despiertas por la mañana y te das cuenta que ya han llenado el facebook de noticias, comentarios y música, cuando tú todavía ni has valorado en todas las actividades que tienes que hacer ese día. Definitivamente, no quiero convertirme en ellos. No tengo necesidad de estar tan informada de la realidad. Me quedo con mis sueños. 
Estos tipos no son excluyentes, depende la época puedes pasar de uno a otro. Y seguro que además de estos existen otros muchos tipos que aún me quedan por conocer.

Pero bueno, al fin y al cabo lo importante es poder dormir o, más bien, lo mejor es tener la sensación de levantarte descansado.

En tu caso, ¿qué tipo de soñador eres?

martes, 5 de febrero de 2013

¿Cómo puedo conseguir mis sueños y así dejar de estar tan triste?


Normalmente, nuestros pensamientos negativos funcionan en círculos viciosos. Tenemos una meta que deseamos alcanzar y o ni intentamos conseguirla o cuando lo empezamos a intentar y vemos que no nos sale con la rapidez y cantidad que nos gustaría que nos saliera, lo abandonamos

Así que, por ejemplo, tenemos algo que nos gusta muchísimo, tanto que muchas veces, nos decimos a nosotros mismos pensamientos extremos e ilógicos como "esto es LO ÚNICO que me gusta en la vida", o "sólo esto. No hay nada que me guste tanto".  Este círculo se pone en marcha al mismo tiempo que nuestro "mini yo carroñero" nos dice una y otra vez: "no eres capaz de conseguirlo", "para qué lo vas a intentar","esto no te va a llevar a nada", etc; estos pensamientos provocan una INHIBICIÓN DE LA CONDUCTA (es decir, que no hagas nada, que no des los pasos que has de dar para conseguir lo que quieres) y como consecuencia hace que SUFRAS (te sientes triste porque no consigues aquellos sueños o deseos que te encantaría tener) 

De alguna manera, es algo similar a la teoría ABC de Ellis. Esta teoría decía que no son los hechos externos los que causan las emociones sino que son la interpretación de estos hechos los que causan la emoción.


Círculo vicioso más común que nos impide conseguir nuestros sueños:
Este es un ejemplo de círculo vicioso en el que solemos están inmersos cuando  las  cosas no nos salen cómo  deseamos. Es en ese momento,  cuando más nos empeñamos en que esa es la "única" alternativa 


Para mi existe un gran truco que funciona cuando estamos tristeshacer algo nuevo. 



Prueba a hacer algo nuevo, diferente. En definitiva, algo que siempre te ha gustado pero siempre has tenido reparo en llevarlo a cabo: aprender a tocar ese instrumento musical que desde hace mucho te llama la atención, buscar en tu ciudad sitios donde haya gente que se reúna para el intercambio de idioma y ofrecerte para ello, apuntarte a las clases de pintura que siempre te han interesado pero que nunca te has atrevido a dar el paso. Siempre habrá un instrumento que se dejará tocar, una persona que quiera aprender tu idioma o un cuadro nuevo que puedas aprender a pintar. Siempre habrá algo que nunca hayas hecho y que si das el paso para hacerlo, este círculo vicioso se romperá.


Esta es la manera de luchar por tus sueños y evitar la tristeza que te provoca la decepción de no conseguirlos. 

¿Cuáles son tus alternativas para la tristeza?

lunes, 4 de febrero de 2013

Lo malo de creer que tienes una sola alternativa



En el anterior post hablamos de la problemática de tener una sola alternativa. A lo mejor lo más correcto no sería hablar de tener, sino más bien de creer que tienes una sola alternativa. Algunos ejemplos prácticos: 

1. Las desventajas de tener una sola pandilla: principalmente, que ese día que es fundamental que salgan porque el fulanito o la menganita a la que adoras y estás deseando ver y sabes de buena tinta que va a estar en ese bar, pub o restaurante, pues ese día precisamente, NADIE quiere salir. Parece que todos se han puesto de acuerdo para hacer limpieza de su hígado o para cumplir la promesa de año nuevo de: "este año voy a salir menos y me voy a dedicar más tiempo a mí mismo". Y esto te da más rabia porque el fin de semana anterior fue el finde destroyer (empezaron al mediodía y acabaron en un after, el cual nunca has visitado porque tu conciencia no te permite after) y ya se está planeando el finde siguiente pues es el cumple de varios del grupo  (aunque el cumple real en el calendario es ese finde que tú necesitas a alguien con el que salir) y es la excusa perfecta para romper promesas. Pero ese, nadie sale. 

2. La desventaja de que sólo creas que vales para aquello: ya lo comentamos en factores protectores para el desempleo. Ejemplo: “yo es que quiero ser actor y quiero ser actor de teatro pero actor de teatro del Siglo de Oro y si no, no quiero”. Esta exageración llevada al absurdo, es la actitud que mostramos muchas veces cuando decimos es que “yo sólo valgo para esto” o es que “esto es lo que más me gustaría en la vida”. Si es lo que más te gustaría en la vida, intenta conseguirlo, pero ¿de verdad has probado todas las posibilidades para saber que otras no te gustan? Si tú respuesta es sí, que no te hace falta porque lo sabes, lo intuyes, inténtalo, ve a por ello. Si no lo haces, entonces deja de martirizarte diciendo que es la única posibilidad, porque si de verdad crees que es tú única posibilidad y no vas a por ella, no tienes demasiada credibilidad.

3. Lo malo de que creas que "existe el hombre o la mujer de tu vida" y lo peor de que pienses que ya la has encontrado es que si esa relación acaba o, peor aún, no empieza nunca. No voy a decir lo típico de que estás obviando conocer a muchas personas en el mundo, porque eso ahora mismo no te consuela. Pero sí que sería importante recordar lo doloroso que es sufrir por desamor. Deja que pase el tiempo. La vida te regalará una nueva oportunidad.

¿Cuánto hace que no llamas a esos amigos o amigas con los que antes pasabas los mejores ratos y ahora los tienes más abandonados? ¿Cuánto hace que no practicas ese hobbie que tan bien te hacía? ¿Cuánto hace que no llamas a esa persona que en otra época fue muy especial en tu vida?

Os deseo un buen lunes, cargado de miles de alternativas…

domingo, 3 de febrero de 2013

Lo malo de tener una sola alternativa

    Tengo claro lo malo que es para la salud mental de las personas tener una sola alternativa: un solo grupo de amigos, una sola responsabilidad a la que dedicarte, una sola actividad que te guste hacer, creer que sólo existe una sola persona a la que poder amar. Puede convertirse en una condena para la insatisfacción y decepción vital. Sin embargo, durante mucho tiempo estuve enfadada con el mundo (y estar enfadada con el mundo es directamente proporcional a fastidiarte a ti mismo, es decir, cuanto más te enfadas con el mundo, más te golpeas a ti mismo) y, por lo tanto, viví con el convencimiento que esa era la única alternativa.
   
 Además, en esos momentos cuando la gente te dice que existen otro mundo más allá de ese amor, trabajo, persona, etc, tú te ofuscas y no quieres seguir escuchando. Te comprendo. Eres tú mismo el que se tiene que  dar cuenta. Nadie te puede ayudar.

    Ahora que mis ojos se abren y veo que existen otras alternativas, no voy a decir muchas, pues no tengo tanta flexibilidad mental para ver ante mi un sinfín de alternativas, pero si las suficientes como para poder elegir y saber que si me equivoco en una podré volver a empezar y escoger entre otras muchas diferentes.

     Si ahora mismo te encuentras en este estado y crees que tu vida ya no tiene sentido tras haber perdido ese trabajo, amigo o amante, aunque piensas que nadie te pueda ayudar (y menos este post), al menos, intenta relajarte. No te obligues a nada, ni siquiera a relajarte. Deja libre a tu cuerpo, dale permiso a relajarse. El cuerpo es sabio y encontrará la manera.  


     Como decía Viktor Frankl una vez que fue liberado de la tortura de vivir en un campo de concentración: 

"El cuerpo funciona con menos inhibiciones que la mente; desde el primer momento usó de la libertad recién adquirida y empezó a comer con voracidad, durante horas y días enteros,incluso a mitad de la noche"

     Es decir, el cuerpo se acostumbró mucho antes que la mente al concepto de libertad. Habían perdido la capacidad de alegrarse, pero lo que no perdieron fueron aquellas funciones básicas como querer comer o poder dormir. Por eso, si se lo permites, el cuerpo volverá a recuperar sus constantes. La mente vendrá después. No hay prisa.

sábado, 2 de febrero de 2013

El efecto espectador: agresiones sexuales a la Mujeres en Egipto

¿Existe en la realidad el concepto "masa crítica"? Parece que más que una masa crítica proveniente de un juicio elaborado y razonable, la masa que mejor funciona es la masa critícona (aquella masa que todo lo censura). La primera masa sería la que después de un planteamiento adecuado del problema, pasaría a buscar soluciones y ponerlas en práctica. La segunda lo único que hace es criticar que esto no va bien, sin hacer ningún tipo de propuesta ni actuación para cambiarlo ni mejorarlo. 

Sin embargo, muchas veces, la masa ni siquiera es criticona, sino que actúa totalmente como una masa dormida ante las atrocidades que se cometen, especialmente con las mujeres. En la mayoría de los conflictos las mujeres son las que se llevan la peor parte pues, además de sufrir los ataques y vejaciones que sufren sus compañeros de lucha, tienen que soportar la presión y el acoso sexual

Me acuerdo que cuando estudiaba sobre Psicología Social, uno de los efectos que más me sorprendió fue el efecto espectador que dice que es menos probable que alguien intervenga en una situación de emergencia cuando hay más personas que cuando uno está sólo. Y se expuso el caso de Kitty Genovese, una estadounidense que fue agredida con resultado mortal ante un amplio número de testigos que no hicieron nada para impedirlo. 

Y esa historia que hace más de 10 me pareció una historia del pasado, se sigue cometiendo una y otra vez. En estos momentos estamos siendo testigos como las mujeres están siendo agredidas y acosadas en la Plaza     Tahrir en el Cairo. Según cuentan los testigos y activistas, estas agresiones son planeadas por el Estado como una manera de dejar fuera a las mujeres de esta lucha, usando las mismas tácticas que tradicionalmente se han venido utilizando para que las mujeres no formen parte de las revoluciones, ó se las olvide una vez que la revolución ha terminado, y así no puedan ocupar espacios relevantes cuando la revolución haya triunfado. También las están agrediendo muchos de los compatriotas que luchan junto a ellas por la misma causa aprovechando esta circunstancias como forma de sofocar sus frustraciones personales. Y luego están los compatriotas que dejan que las agradan.

Menos mal que entre toda masa dormida siempre existe una masa crítica. En este caso, son grupos de voluntarios organizados para proteger a estas mujeres. Ellos son los que dan sentido a este concepto tan poco definido. 

viernes, 1 de febrero de 2013

Ponme...una de amigos

Los amigos: esas redes que están ahí y que te consuelan cuando estás triste y te dan una palmada en la espalda cuando estás alegre. Pero ¿eso verdaderamente es lo más importante?
  • Es relativamente  fácil encontrar a "amigos" para "estar de fiesta" (y quiero distinguir "estar de fiesta" de amigos para cuando"estás bien"). 
  • Pero, además de para la fiesta, es más fácil  encontrar apoyos cuando "estás mal" (distingo "estar mal" de "estar muy mal" porque si estás muy mal entonces probablemente estés insoportable y muy poca gente podrá aguantarte)que cuando "estás bien" (más abajo explico a que me refiero con "estar bien"). 
Entonces, ¿qué pasa cuando estamos realmente mal o cuando estamos bien?

- Cuando estás verdaderamente mal y, por tanto, bastante insoportable por la cantidad de negatividad que desprendes, es cuando se quedan los mejores, los que más te quieren y a los que no les debes fallar y entonces, por muy mal que estés, tienes que devolverles el amor que ellos te ofrecen.  Pero ¡qué difícil devolverles ese amor cuando tú sólo te ves a ti mismo en tu problema! Lo mejor: si consigues dar este paso, tardarás menos en salir de ese estado.

- Y¿cuándo estás bien? Para mi,esto es lo realmente increíble de la amistad. Los más hermoso, son esas amigas y esos amigos que te ayudan cuando estás bien: cuando tienes una nueva idea u ocurrencia, cuando tienes una ilusión... Esos amigos que te preparan un plato de comida que te encanta, o que escuchan tu proyecto y le dan vueltas para ayudarte en cómo pueden mejorarlo, o que te hacen un dibujo ¡sólo!  porque tú les has dicho que eso le viene bien a tu blog. Y ellos te creen y lo hacen, porque confían en ti.

Cuando los buenos amigos llegan a tu vida, llegan para quedarse. Y me temo que no me refiero a esos amigos que se encuentran casualmente cada 3 años y después comentan: "Me encontré con.... y es que no importa el tiempo que pase sin verle. Es que nos vemos cada muchos años y en un momento nos ponemos al día". Creo que, este tipo de personas son importantes para nuestras vidas por el grado de conexión que sentimos con ellas, pero para mí los mejores son los que, apenas pasa un mes sin verlos y, de repente, te llaman y te dicen: "¡¡oye!!, ¡¡¡qué te echo de menos!!! ¿Desayunas conmigo?"

A esos, siempre tienes que preocuparte en ¿qué vas a hacer para mantenerlos?